fbpx
Aprender a decir adiós

Aprender a decir adiós

Las despedidas siempre son dolorosas, tanto disfrute y alegrías quedan en el pasado y, como si nada, se van y todo ello se desvanece. Hoy, 1 de marzo de 2018, debo decir que es un día muy emotivo (y triste) para mí, y es que, después de 2 años, mi primer negocio como emprendedor, Talento y Coaching, echa el cierre.

Sí, para mí es triste haber tomado esta decisión, después de tantas y tantas horas invertidas, dinero, recursos y esfuerzo, pero la decisión (que no ha sido fácil) es un paso más en mi historia vital. Atrás dejo muchísimas alegrías y experiencias. Me siento orgulloso de haber podido acompañar a decenas de personas a poner en marcha sus proyectos emprendedores, a que desarrollen sus talentos y que vivan entusiasmados. Si algo tienen (o tenían, mejor dicho) en común mis clientes es un gran afán por servir a las personas, en dar su mejor versión y un incansable espíritu colaborativo, como demostraron en Talent Day, el día en el que ofrecieron su talento al mundo en un evento irrepetible y muy especial. Sin olvidar que el trabajo bien hecho tiene recompensa, siendo galardonado con la Estrella de la Excelencia Profesional gracias al cuidado y el detalle con los clientes, los cuales me otorgaron una puntuación media de 9,2/10 de satisfacción.

Así, me llevo gratos recuerdos, contactos, experiencias y un poderoso Know-how que me hacen crecer más como persona, y que me ayudan a mi siguiente paso, el de la ayudar a las personas a descubrir como poner profesionalmente su Talento al servicio de los demás, con SumaTalento, proyecto en el que dedico todo mi foco y mis esfuerzos.

Hasta siempre Talento y Coaching 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *