fbpx
Bienvenido a Precarilandia

Bienvenido a Precarilandia

Cuando se habla de trabajo en el mercado laboral actual siempre aparece una palabra: Precariedad. Este fenómeno se caracteriza por la inseguridad, la incertidumbre y la falta de garantía en las condiciones de trabajo, más allá de lo que se considera normal. Gig Economy (o uberización de la economía), alta rotación y temporalidad, salarios bajos, etcétera, podemos decir que es la nueva normalidad en nuestro mercado laboral… y no es para alarmarte ni para preocuparte, simplemente para avisarte.

Siempre que se aborda el tema de la precariedad laboral se habla mucho del problema, pero muy poco de las soluciones, y es que no suelen gustar tanto porque son incómodas y suponen cuestionarse viejas creencias y hábitos. Muchos achacan este fenómeno [la precariedad] como una fórmula para que los empresarios sean cada vez más ricos y los trabajadores cada vez más pobres, pero de lo que no se habla es que todo viene producido por una verdad (cada vez menos) innegable: Estamos inmersos en un cambio de Era.

Venimos de una Era, la industrial, en la que teníamos la ilusión del “trabajo para toda la vida”,  los contratos indefinidos ad infinitum y esperar la jubilación dorada. ya nada es como antes y no volverá a serlo. Y menos mal, porque esa “ilusión” ha alejado a muchísimas personas de su verdadero propósito y de vivir una vida digna de ser vivida. Fue una receta que funcionó en el S.XX, pero que en este S.XXI está totalmente desfasada y, desde luego, no funciona (al menos en Occidente).

Durante todos estos años hemos sido testigos de los innumerables avances tecnológicos (telecomunicaciones, robótica…) y del fenómeno padre: la Globalización. Hoy vivimos en un mundo global y conectado. Hoy compites laboralmente no sólo con tus paisanos, sino con todo el mundo. ¿Realmente crees que tienes las de ganar ante una inmensa de fuerza laboral y mano de obra emergente de Asia? No lo intentes, son más baratos y más rentables.

Pero no te preocupes, no todo son malas noticias. Aquellos que se adapten lograrán sobrevivir. Las personas que se reciclen, encuentren y desarrollen su Talento tienen un pasaporte hacia el éxito profesional porque te hace Único, aporta mucho Valor añadido y, sobre todo, te hace insustituible. Olvida los trabajos productivos (fácilmente deslocalizables y externalizables) y céntrate en los trabajos creativos, aquellos que requieran de mucho Talento.

Si tu trabajo puede hacerlo un ordenador, un robot o por mano de obra más barata, BÚSCATE OTRO. Más tarde o más temprano te acabarán sustituyendo aunque en tu contrato ponga “indefinido”, y lo vas a pasar muy mal.

Estas son las 6 habilidades que necesitas para triunfar en un mundo global y huir de la precariedad:

  1. Talento y Creatividad: Quedarás rápidamente obsoleto si no innovas y si no eres creativo. Desarrollar tu talento te ayudará a ser mejor profesional y a disfrutar más con tu trabajo.
  2. Formación continua: Aquel profesional que no se forme continuamente se dejará adelantar por aquellos que sí lo hagan. La formación es clave para la innovación.
  3. Flexibilidad: Aprender y desaprender son fundamentales para adaptarse y anticiparse a los cambios, y al futuro del trabajo.
  4. Colaboración: Esta nueva Era se caracteriza por colaborar y coopetir, no competir. La colaboración hace llegar más lejos a todas las partes implicadas.
  5. Gestión de la Marca Personal: Deberás gestionar la imagen profesional que perciben de ti y ser único e irrepetible.
  6. Pasión y Toma de Decisiones: En un mundo global donde muchas personas quizá se dediquen a lo mismo que tú, deberás poner mucha pasión en lo que haces y tomar las decisiones pensando siempre en el medio y largo plazo. Si piensas a corto plazo, no llegarás muy lejos.

La precariedad, en definitiva, no es la consecuencia de ninguna conspiración ni nada parecido, sino de la falta de adaptación a un nuevo mundo laboral, y es decisión (y Responsabilidad) de cada uno vivir en un mundo que ya no existe, o empezar a tomar las riendas de nuestro devenir profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *