fbpx
El Día del Talento

El Día del Talento

El Día del Trabajador surgió por la lucha obrera para conseguir la jornada laboral de ocho horas, presente en casi todos los países del mundo. Hoy lo consideramos derecho incuestionable, pero hizo falta mucho sacrificio para lograrlo.

Pero ¿Qué es el trabajo si no el Talento en acción? Y de eso es de lo que me gustaría hablar. Muchos consideran hoy un día festivo más, pero lo que se celebra, el derecho al trabajo, no es baladí, y es que el trabajo ocupa más de 1/3 del día y más de 2/3 de nuestras vidas. Conviene tenerlo en cuenta, porque parece que lo hemos olvidado.

Muchas empresas explotan a sus trabajadores (o éstos se sienten explotados) porque, al no conocer sus recursos internos, sus fortalezas y sus potencialidades, se dejan explotar. Es muy duro, pero es así. La gran mayoría de la población activa trabaja porque “no le queda más remedio”, de “lo que sea”, para “ir tirando”, todo por la supervivencia económica. Nos desvivimos en trabajos que no amamos, en los que no nos desarrollamos como personas ni como profesionales por una paga a final de mes que nos permite pagar las facturas. Damos a las empresas, al trabajo, el poder de limitar nuestro estilo de vida, de hacerles dueñas de nuestro tiempo, de nuestra energía y de nuestro Talento.

Las personas trabajamos para desarrollarnos, para crecer y aportar nuestro granito de arena a la sociedad, y la consecuencia de todo ello es ganar dinero; Aunque parece que solamente recordamos esto último, siguiendo este mantra: Trabajo = Ganar dinero. No debería ser así. ¿Te imaginas que cada persona trabaje en aquello que le apasiona y en lo que es excelente, y que además gane dinero con ello?

Las personas trabajamos para desarrollarnos, para crecer y aportar nuestro granito de arena a la sociedad, y la consecuencia de todo ello es ganar dinero Clic para tuitear

Pues es posible, pero solamente para aquellas personas que tomen la decisión responsable de hacerlo. Autoconocerse, saber qué cosas nos apasionan, cuáles nos entusiasman o cuáles son nuestras fortalezas permiten que el Talento haga el resto.

¿A qué te dedicarías si tuvieras la certeza de que no ibas a fracasar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *