El coche autónomo está cerca

El coche autónomo está cerca

De un tiempo a esta parte no se habla de otra cosa en el mundo de la automoción: la llegada del coche autónomo. Aunque todavía está en pleno desarrollo y queda bastante para ver nuestras carreteras repletas de este tipo de vehículos, la tecnología avanza para revolucionar el mundo de la automoción.

Puede que aún te suene muy lejano o que te parezcan cantos de sirena como lo fueron los coches voladores que la Ciencia Ficción te prometió durante tu infancia, pero ya estamos viendo cómo en otros países fuera de Europa ya están circulando vehículos autónomos de diferentes niveles. Los niveles de autonomía* son los siguientes:

  • Nivel 0: sin automatización. El conductor actúa completamente sobre el control del coche. No dispone de ningún sistema automatizado, aunque puede tener sistemas de alerta y advertencia.
  • Nivel 1: asistencia al conductor. El coche tiene sistemas de asistencia, como el control de crucero, el sistema para mantener el coche en el carril o el asistente de aparcamiento.
  • Nivel 2: automatización parcial. En este nivel ya empezamos a hablar de coche semiautónomo. Aunque el coche es capaz de realizar algunas funciones como acelerar, desacelerar o girar el volante, el conductor sigue siendo necesario y debe permanecer en alerta.
  • Nivel 3: automatización condicional. El coche puede circular sin supervisión de manera autónoma, aunque no es capaz de resolver situaciones complejas e imprevistos, momentos en los que el conductor retomará el control.
  • Nivel 4: alta automatización. El coche puede circular de manera autónoma sin depender del conductor siempre que disponga de la información precisa para actuar ante una situación imprevista. En caso de no disponer de ella y de que el conductor no retome el control, tiene la capacidad de detenerse en una zona segura.
  • Nivel 5: automatización total. El coche conduce de manera autónoma de la misma manera de como lo haría un humano. Puede circular por cualquier carretera o ciudad y tiene la capacidad de reaccionar ante cualquier imprevisto.

Todo ello es posible gracias a las nuevas tecnologías, como el 5G, la inteligencia artificial, el IoT y el big data, que permite que el coche interactúe con el resto de vehículos y con su entorno. No obstante, es necesario debatir sobre temas como la seguridad o la ciberseguridad (¿te imaginas que te hackean el coche?), la ética de los algoritmos, o el marco regulatorio al que debe adscribirse esta nueva industria.

Pero, ¿qué impacto tendrá el coche autónomo en nuestro día a día? Con la llegada de este tipo de vehículos se reducirán los accidentes, por lo que las aseguradoras perderán más del 90 % de su negocio; ya no serán necesarios los conductores de los transportes de mercancías y logística, así como los taxistas, entre otros. Todo ello sin contar con la disminución de coches en propiedad por el cambio de modelo de consumo o por la revolución de la movilidad que ha propiciado el carsharing o carpooling.

Sin duda, la llegada del coche autónomo ha venido para cambiarlo todo.

*Estándar creado por la SAE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *