El 4º ingrediente del Talento

El 4º ingrediente del Talento

Hasta ahora describíamos el Talento como ese don que todos y cada uno de nosotros teníamos la responsabilidad y la obligación de desarrollarlo para ponerlo al servicio de los demás, y que estaba compuesto por 3 factores o ingredientes:

  1. Factor innato.
  2. Factor compromiso / trabajo / perseverancia.
  3. Factor contexto.

Estos ingredientes son muy importantes y permiten desarrollar el talento, pero a estos 3 ingredientes se une uno más, si no el más importante: el Momento. No confundir con el momentum, ese impulso muy necesario que viene implícito en el ingrediente 2, en el del trabajo y perseverancia. Cuando hablo de “momento” estoy haciendo referencia al momento temporal en el que se desarrolla ese talento.

“El tiempo es el mejor autor; siempre encuentra un final perfecto”. Charles Chaplin

En muchas ocasiones, muchos inventores, emprendedores y científicos realizaron grandes prodigios adelantados a su tiempo, buenas ideas que fracasaron simplemente porque el mundo no estaba listo para ellos. No era su Momento.

El Momento hace referencia a las circunstancias, internas y externas de cualquier persona que quiera desarrollar su talento hacia la excelencia. Seguramente te vengan a la cabeza casos de personas que han rechazado grandes oportunidades profesionales que, si les hubieran llegado antes (o después), hubieran aceptado sin dudarlo. Sus circunstancias en ese momento no les permitían aprovechar esas oportunidades. Y eso mismo sucede cuando queremos desarrollar nuestro talento a la excelencia: hay que medir el momento.

Motivación, estado de ánimo, responsabilidades, recursos internos, recursos externos, entorno, y un largo etcéra forman el momento idóneo para que ese talento brille con luz propia y se desarrolle con la mayor fluidez posible, sin esfuerzo. Cuando aparece el esfuerzo (entendido como resistencia) es que algo no va bien.

Sí, efectivamente es bastante complicado que todos esos factores se alineen para crear el momento idóneo, pero hago hincapié en que no deben ser un freno o excusa para no desarrollar el talento, sino la importancia de conocerlos para evitar desgastarse por el camino y que tu talento no se desarrolle hasta los niveles a los que está destinado a alcanzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *