El cuarto poder

El cuarto poder

Uno de los hábitos que me hizo potenciar mi motivación y mi energía fue apagar la TV, concretamente dejar de ver las Noticias. En mi opinión, no hay herramienta más fulminante que los noticiarios. Nada bueno sucede en ese lapso de tiempo… El mundo, de repente, se convierte en “un desastre” y, para más inri, lo dan durante las 3 comidas para que se indigesten: desayuno, comida y cena ¿Casualidad? No lo creo.

Se dice que estamos en la Era de la información, en la Era del Conocimiento, pero puedo comprobar cada día que estamos en la Era de la desinformación y de la infoxicación. Es muy triste ver personas derrotadas y con miedo por cosas que, ni de cerca, le han sucedido.

Las noticias no son más que una herramienta para infundir miedo, rechazo y un mensaje homogéneo que castra cualquier atisbo de crítica. Por eso muchas personas (curiosamente) tienen el mismo criterio y utilizan las mismas palabras para referirse a un mismo hecho o persona. Por eso a los medios de comunicación se les llama el cuarto poder. Los medios de comunicación también son denominados el cuarto poder, y me atrevería a decir que es el primero, porque tienen la capacidad de influir sobremanera en las decisiones que tomamos cada día. ¿Sabías que la guerra entre EEUU y España (en la que perdimos las colonias) fue por un bulo difundido por la radio?

Sí, cada día ocurren desgracias en el mundo, pero el acto más valiente no es “estar enterado” de lo que sucede en el mundo, sino ser parte de la solución, influyendo positivamente en tu entorno. Existe un fenómeno denominado “indefensión aprendida”, un estado en el que sentimos que no podemos hacer nada ante situaciones que se dan, por ejemplo, en otra parte del mundo o que consideramos ajenas a nosotros. El mundo cambia conforme cambia cada individuo, y no es necesario nada, a excepción de una decisión, para empezar a crear un entorno amable, amigable y próspero.

El mundo cambia conforme cambia cada individuo, y no es necesario nada, a excepción de una decisión, para empezar a crear un entorno amable, amigable y próspero. Clic para tuitear

El día que me di cuenta de esto tomé la firme decisión de nutrirme solamente de noticias positivas, de libros reveladores y juntarme con personas en esta sintonía. El resultado es tan impresionante que deberás probarlo por ti mismo para creértelo, y llegará el día que lamentes haberte dejado horas y horas de tu vida ante noticias negativas de un mundo que, al fin y al cabo, es como tú quieras verlo. Para mí, apagar la TV fue encender la mente, tener un criterio propio y solamente nutrirme de información de valor e importante para mí.

“Hace más ruido un árbol que cae, que todo un bosque creciendo”.

¿Para qué ves las noticias cada día? Pensar en ti ¿Para cuándo? Si una cosa es cierta y obvia es que mientras estás pensando en otras cosas, no estás pensando en ti. Cada día consumimos horas y horas de noticias que otros eligen por ti para que tengas una visión del mundo determinada. Lo extraño sería si, visto lo visto, nos fuera bien.

Es tu decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *