Impresión 3D: El futuro de la industria

Impresión 3D: El futuro de la industria

El futuro de la industria ya es presente. La impresión 3D o fabricación aditiva permite crear objetos físicos (en 3 dimensiones) a partir de un archivo digital diseñado en un ordenador. Lo que hace unos años podría parecer ciencia ficción hoy es una realidad.

La tecnología de impresión 3D, aunque no es nueva y lleva varias décadas entre nosotros, ha experimentado una importante evolución en la última década gracias al desarrollo de programas informáticos de modelado y la evolución del hardware. Se puede utilizar para crear cualquier cosa, desde figuras decorativas, recambios, herramientas, engranajes o tornillos, a productos más complejos, como prótesis ortopédicas, piezas de avión, viviendas… ¡Incluso órganos humanos artificiales!

El proceso consiste en añadir capas de material según un modelo digital. Mientras que la fabricación tradicional se basa en la extracción de material, la impresión 3D se basa en la adición de material, por eso es uno de los pilares en los que se apoya la Cuarta Revolución Industrial. Entre sus ventajas se encuentra una reducción drástica del coste de fabricación, ya que hace un uso eficiente de los recursos y no desperdicia material. El gran interrogante es, si cualquier persona con una impresora 3D puede imprimirse objetos en su propia casa, ¿cómo va a evolucionar el sector industrial?

La fabricación tradicional se basa en la extracción de material, la impresión 3D se basa en la adición de material Clic para tuitear

Hasta ahora, la gran mayoría de factorías se trasladaban —deslocalizaban— a países emergentes (principalmente Asia) buscando obra de mano barata, manufactura rentable y económica, pero todo esto puede cambiar y que Occidente vuelva a reindustrializarse, lo que conllevará nuevas especializaciones y oportunidades profesionales, a la par que otras desaparecerán.

Sin duda, estamos ante un cambio de paradigma productivo, pasando de la fabricación en masa, estándar y centralizada a un modelo eficiente, flexible, rápido, distribuido y personalizable, orientado a cumplir con las necesidades de la era digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *