La singularidad tecnológica

La singularidad tecnológica

La singularidad tecnológica describe ese momento (año 2045) en el que se alcanzará tal velocidad de computación que los robots, las máquinas, los ordenadores, los algoritmos, etcétera, serán capaces de mejorarse a si mismos, dando lugar a una «superinteligencia» muy superior a la capacidad intelectual humana. ¿Vamos a quedar obsoletos? ¿Cuál es el futuro de la humanidad?

En 1965 Gordon Earl Moore, cofundador de Intel —el mayor fabricante de circuitos integrados del mundo—, propuso la Ley de Moore, en la que se establecía que el número de transistores en un microprocesador se duplica aproximadamente cada dos años, o sea. que la capacidad de computación crece de forma exponencial. Pero no solo decía que la tecnología sería cada vez más potente, sino también más barata… Y su predicción se viene cumpliendo con bastante precisión desde entonces. Según esta ley, el constante avance en la potencia tecnológica y su integración en diferentes ámbitos nos llevará a un punto de inflexión en la historia de la humanidad: la Inteligencia Artificial superará a la inteligencia humana.

«El futuro ya no es lo que era antes». Mafalda

Ante este escenario nació el «transhumanismo», que plantea la unión entre el ser humano y la máquina para potenciar las capacidades físicas y psicológicas de las que disponemos en la actualidad, dando lugar a unos híbridos humanos al más puro estilo ciencia ficción. De esta manera, cualquier profesión será realizada de manera más eficiente por una máquina o por un humano con las capacidades potenciadas.

Es muy difícil saber cuando llegará este momento —e incluso si realmente llegará— y las implicaciones que realmente tendrá en nuestro día a día, pero lo que está bastante claro es que el avance exponencial de las nuevas tecnologías cambiará nuestra realidad tal y como la conocemos actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *