No a la retención del Talento

No a la retención del Talento

Uno de los retos más delicados del departamento de personas (conocido como RRHH) es la de retener talento. Sí, como lo oyes, el objetivo de este departamento es detectar al mejor talento entre sus filas y retenerlo para que no se vaya a otras empresas de la competencia.

En un mundo laboral volátil, cambiante e incierto, cada vez son más los profesionales que se plantean cambiar de empresa con la intención de mejorar sus condiciones o impulsar su carrera profesional. Hasta ahora bastaba con un ascenso, un coche de empresa o una subida salarial… Pero ya no es suficiente. Entonces ¿Qué hacer para que las personas quieran quedarse en la empresa? ¿Cómo atraer y disponer del mejor Talento?

«Entrena a la gente lo suficientemente bien como para que se puedan ir, trátalas lo suficientemente bien como para que se quieran quedar». Richard Branson

Cada vez más personas son conscientes de que el trabajo les ocupa gran parte de sus días y de su vida, y que, por lo tanto, deben disfrutar, sentir que aportan su granito de arena y que su talento se está desarrollando y construyendo mundo mejor. Además, buscan cómo conciliarlo con otras actividades personales. Todo ello ee denomina Salario Emocional, y es el más potente reclamo para que una persona quede enamorada de la empresa y se genere el ansiado engagement o sentido de pertenencia, que, por otra parte, es un sentido muy primario dada nuestra naturaleza humana como seres sociales. De esta manera, al Talento no hay que retenerlo, hay que enamorarlo.

Al #Talento no hay que retenerlo, hay que enamorarlo Clic para tuitear

¿Cómo puede una empresa fidelizar y enamorar al mejor Talento?:

  • Oportunidades de crecimiento dentro de la empresa. La promoción interna, la formación y los benefits hacen sentir el progreso y la evolución, algo indispensable como personas.
  • Desarrollo Personal y Profesional. Sentimos satisfacción cada vez que sentimos que avanzamos como personas y como profesionales, y viceversa. Sin desarrollo personal no existe el desarrollo profesional.
  • Buen ambiente y clima laboral. Parece obvio, pero trabajar con personas alegres y contentas hace que el contexto sea agradable y se apueste por la colaboración, la cooperación y un espíritu de equipo.
  • Cultura y valores. Las empresas están formadas por personas, así que las empresas tienen cultura, ética, valores y una misión definida. Las personas que estén en la empresa deberán compartir esos valores para ser coherentes con su aportación en forma de trabajo.
  • Conciliación. Aunque es muy importante el trabajo, no es lo único, por lo que debe permitir conciliar con el resto de tiempo disponible, ya sea para estar con la familia o para disfrutar del ocio y del tiempo libre. La flexibilidad horaria y el trabajo en remoto funcionan muy bien para compatibilizar.
  • Toma de decisiones de la empresa. Para generar ese sentido de pertenencia en grado superlativo, los trabajadores deben ser parte en la toma de decisiones de la empresa. Realizar encuestas, propuestas, actividades y dinámicas ayudan a sentirse IMPORTANTES.

En definitiva, si una empresa no se preocupa por comprender las necesidades de sus profesionales, estos acabarán yéndose a aquella que sí lo haga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *