¿Qué harás cuando te sustituya una máquina?

¿Qué harás cuando te sustituya una máquina?

En el actual panorama laboral, uno de los mayores miedos es que nos sustituya una máquina, o sea, perder el empleo provocado por la Revolución 4.0.

La revolución 4.0 -o Cuarta Revolución Industrial– ha venido para quedarse, por eso el reto de fondo no es el desempleo que generará en las diferentes profesiones, sino poner en valor la capacidad humana de anticiparse a los cambios. Para ello es crucial estar al corriente de las tendencias y de las nuevas formas de trabajo.

El reto de fondo no es el desempleo que generará, sino poner en valor la capacidad humana de anticiparse a los cambios Clic para tuitear

Esta revolución traerá consigo nuevas profesiones (algunas que todavía hoy ni podemos imaginar), pero sobre todo, estas nuevas profesiones tendrán algo en común: están basadas en elementos intangibles, como la creatividad, el Talento o las emociones. Están basadas en Valor.

Las máquinas, al menos de momento, no son capaces de proporcionar este valor, porque su propuesta es clara: eliminar todos los puestos de trabajo repetitivos y monótonos. Una máquina, ya sea un robot, un programa informático o un algoritmo, es capaz de realizar tareas a velocidades vertigionosas durante 24 horas al día, los 365 días del año, sin agotarse, sin vacaciones y sin quejarse. Por eso son un atractivo para la transformación y la evolución del tejido empresarial.

Entonces, ¿cómo puedo yo, como trabajador, vivir, disfrutar y triunfar en esta revolución? Adaptarse a esta nueva situación requiere de adquirir nuevas capacidades que, hasta ahora, no eran necesarias:

  • Descubrir tu talento y tu propósito. Identifica qué dones y habilidades tienes, qué haces con facilidad, con entusiasmo y que es útil para la sociedad.
  • Inteligencia emocional para interactuar y colaborar con el resto de las personas. El factor humano es muy importante en un entorno lleno de máquinas.
  • Aprendizaje continuo. En un mundo en constante cambio, la persona que no se forme y adquiera abundantes conocimientos se quedará fuera de la partida.
  • Flexibilidad y manejo de la incertidumbre para anticiparte a los cambios y salir airoso de cualquier obstáculo o situación que se te interponga.
  • Competencias digitales que te permitan manejar las herramientas del S. XXI.

Esta revolución permitirá, de una vez por todas, sacar a relucir el Talento humano. No te quedes atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *