fbpx
¿Quién te va a salvar?

¿Quién te va a salvar?

Siento ser yo el que te lo diga, pero nadie te va a salvar. Lo lamento. Durante mucho tiempo, muchas personas han depositado todas sus esperanzas en el Estado, en los políticos, en el banco, en la empresa, e incluso en un boleto de Lotería… Esperanzas de una vida mejor. Pero no, nadie te va a salvar. Hasta que tú no tomes la decisión de mejorar tu vida nadie lo hará por ti.

Seguramente llevas escuchando toda tu vida que si estudias mucho, si trabajas duro, si te esfuerzas, si te sacrificas por lo que quieres, etcétera, serás recompensado y vivirás la vida de tus sueños. Pero tengo malas noticias: te mintieron. A nadie le importan tus títulos, tus carreras universitarias, tus másteres, tu físico, tu inteligencia, ni siquiera tu Talento… Lo que realmente le importa a la gente es cómo les resuelves problemas. Así de claro.

Hasta que tú no tomes la decisión de mejorar tu vida nadie lo hará por ti. Clic para tuitear

Quizá creas que te mereces un trabajo mejor, que nadie te da ha dado una oportunidad de demostrar lo que vales, que es injusto todo lo que te sucede, que el mundo está fatal, pero por mucho que pongas el grito en el cielo nadie va a venir a salvarte… porque nadie te debe nada. En algún momento, te guste o no, tendrás que empezar a pensar en la forma de cómo vas a salvarte, de cómo vas a construir esa vida que te mereces, y más ahora que sabes que nadie va a hacerlo por ti.

Vivimos en un mundo global, tecnológico, conectado y con acceso a toda la información del mundo gracias a Internet… Pero no sólo eso, sino que estoy seguro que has ido al colegio, al instituto (e incluso a la universidad). Y aún hay más: tenemos acceso a sanidad pública gratuita, bibliotecas y estás leyendo esto desde un smartphone o un PC ¿Te parecen pocos medios? Las oportunidades no se regalan, hay que ganárselas. Vas a tener de demostrar lo que vales y qué haces con eso que tanto sabes.

Deja de ser una víctima, de quejarte y de repetir frases que empiecen por “es que…”, “pero…”, “es imposible…”, “cuesta mucho…”, “no merece la pena…”, “que se ocupe otro…”, etcétera, y empieza cambiar tu situación dejando de delegar tus problemas (y tu vida) a los demás. Asume de una vez por todas que tú eres el responsable de todo lo que te sucede, que tú tienes el control y que tú eres el único que puede solucionarlo poniendo tu Talento al servicio de los demás, siguiendo tu misión.

Y entonces aparece la salvación. Cuando das el primer paso, la vida da el siguiente ¿Cuál va a ser el primero que des?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *