¿Quién tiene tu Éxito?

¿Quién tiene tu Éxito?

Según vamos avanzando en nuestro desarrollo, nos dicen que portándonos como debemos portarnos llegará el día en el que somos recompensados… El día en el que alcanzas el éxito.

Vas al colegio, estudias para sacar unas notas brillantes, accedes a la universidad con la mejor calificación, haces un máster (e incluso dos) y accedes al mercado laboral. Y es donde empieza la fiesta.

Nada más llegar al mercado laboral entras como becario… un salario bajo en comparación con tu preparación académica y con tus ganas de dar lo mejor de ti. Pasan los años, y por fin –después de mucho “tragar”- te dan un puesto decente. Poco a poco empiezas a ver que tu día a día es algo diferente a lo que te prometieron desde tu infancia… Pero bueno, así es la vida y el esfuerzo se verá recompensado.

Así es como día a día, vas a un trabajo con la esperanza de ir promocionando, compitiendo con otros compañeros (e incluso con máquinas y robots) por mejores puestos que incrementen tu salario y puedas costearte el estilo de vida que te mereces… Ese estilo de vida que tanto te han puesto en imágenes durante toda tu vida: una casa bonita y grande, un coche majestuoso y cómodo, una casa para veranear, y un buen plan de pensiones para jubilarte desahogadamente… Pero todo eso no llega… ¿Quién tiene tu éxito?

Tendemos a depender de 3 grandes entes: el Estado, el banco y la empresa. Creemos que todo lo que nos sucede es a raíz de las decisiones que toman cada uno de estos organismos, y en parte así es siempre que cedamos todo nuestro poder personal a éstos. Pero no sólo eso, sino que la mayoría piensan que son perjudicados y desfavorecidos frente a las diferentes gestiones y decisiones que toman. Nada de lo que te prometieron sucede. Entonces ¿Qué nos queda? ¿Qué sucedería si no dependiésemos tanto de éstos? ¿Por qué pocos eligen empanciparse?

La respuesta, a mi modo de ver, es muy sencilla: no conocemos nuestro poder personal, nuestros recursos internos y no nos han educado para la Responsabilidad ni la Libertad, sino para la dependencia. Por eso creemos que emprender es un riesgo, por eso tachan de locos a los emprendedores… Porque si te sales un poco del camino trillado, la incertidumbre se apoderará de ti y el miedo te atenazará para que vuelvas al sistema establecido. Y, pese a vivir en este sistema, hay fórmulas para vivir desde la libertad personal.

“No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tu país”. John F. Kennedy

La Libertad personal es asumir la responsabilidad de todas las decisiones y resultados que cosechas en tu vida… y en cuanto se asume, no hay lugar para la queja, porque ya no podrás echar la culpa a otros de tu devenir. Todo depende de ti. Tu educación, tu formación profesional, tu trabajo, tu dinero, tu forma jurídica… Estamos en la Era del conocimiento, con toda la información de todo el mundo a golpe de click, por lo tanto, la provocación de esta nueva Era es que ser un ignorante es una decisión; Seguir en un empleo que no te gusta aguantando a tus jefes, es una decisión; No despertarte cada día entusiasmado y vivir la vida que siempre has soñado, –una vez más- es una decisión. Las decisiones que tomes y lo responsable que seas para con éstas, son las que marcarán la calidad de tu vida, y ya no vale echar balones fuera.

Por lo tanto ¿Quién tiene tu Éxito? Efectivamente, . Y, ahora que lo sabes ¿Qué vas a hacer?

Publicado originalmente para La Nueva Ruta del Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *