Trabajar junto a un robot

Trabajar junto a un robot

Que la industria está siendo automatizada y que muchas personas están siendo sustituidas por robots es algo que ya conocemos y, poco a poco, asumimos. No obstante, empieza a imponerse otra tendencia que, más allá de sustituirnos, los robots trabajan en equipo con las personas. Acostúmbrate a tu nuevo compañero, acostúmbrate a trabajar con un robot.

A día de hoy es prácticamente imposible encontrar un trabajo que prescinda de una máquina o un ordenador. En mayor o menos medida hacemos uso de un ordenador y de softwares específicos de gestión o de cálculo, sea el trabajo que sea. Es una herramienta más. Esto, denominado como «robótica colaborativa» o «cobótica», trata sobre la integración y cooperación hombre-máquina no para eliminar puestos de trabajo, sino para facilitarlos y llegar más lejos. Pero, al igual que una calculadora no sustituye a un matemático, sí obliga a cambiar la forma de trabajar. Ese es el gran reto del S. XXI: Aprender a trabajar con un robot.

La robótica colaborativa o cobótica trata sobre la integración y cooperación hombre-máquina no para eliminar puestos de trabajo, sino para facilitarlos y llegar más lejos Clic para tuitear

La industria sabe que una de las mejores formas de aumentar la eficiencia pasa por combinar la utilización de robots para tareas altamente repetitivas y contar con personas para problemas complejos y toma de decisiones. Es fácil, cada uno hace lo que mejor se le da hacer.

«¿Qué es lo que nos hace humanos? No es algo que se pueda programar. No se puede introducir en un chip. Es la fortaleza del corazón humano la diferencia entre nosotros y las máquinas».
Marcus Wright, Terminator Salvation

No obstante, y pese a que todos los estudios indican que la llegada de la Inteligencia Artificial y la robótica está permitiendo a las empresas mejorar su productividad, sus ingresos y su competitividad en el mercado, aún existe entre la población cierto miedo y desconfianza a la hora de integrar en su vida diaria estas nuevas tecnologías. Asimismo, otro porcentaje, aunque menor, se siente entusiasmado por la llegada de estas nuevas tecnologías y valoran los beneficios que trae consigo.

Y tú, ¿de qué lado estás? ¿Trabajarías codo con codo con un robot?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *