fbpx
¿Volvemos al pasado?

¿Volvemos al pasado?

Dejémonos de Internet, de smartphones, de impresoras 3D y de digitalizar todo… Lo único que ha conseguido el “progreso” es destruir empleos.

Volvamos al pasado, a lo analógico, a los videoclubs a alquilar películas en VHS, a hacer fotografías en carrete, a usar las cartas y el teléfono fijo & fax; Volvamos al mundo rural a cultivar la tierra manualmente, volvamos a 300 metros bajo tierra en las minas de carbón… El mundo moderno ha quitado el trabajo de millones de personas.

Volvamos a implantar farolas de gas, quitemos los semáforos y pongamos a un guarda, implantemos porteros “no automáticos”, eliminemos cajeros automáticos, máquinas de vending y demás “trastos” que no hacen más que eliminar empleo… Sin olvidarnos de las operadoras telefónicas y su encomiable tarea de interconectar cables en nodos.

Pero, por supuesto, eliminemos los trabajos creativos, los trabajos basados en el Talento, los trabajos de alto valor añadido y cualificados, para volver a ser mano de obra monótona, barata, denigrante y carente de sueños, volver a ser simples “recursos humanos”.

¿Volvemos al pasado? ¿O nos quedamos en el presente?

Parece que la pregunta no tiene sentido, incluso que es una broma, pero cada día muchas personas se oponen al progreso por temor al cambio y a lo nuevo, por imaginar escenarios apocalípticos en el que las máquinas se adueñan de todo y en el que, por supuesto, no habrá trabajo para la “raza humana”. Pero no es así… La tecnología y los avances en esta Era Digital y del Conocimiento son grandes herramientas que complementan al Talento de las personas y les permiten tener una calidad de vida superior.

No temas, está demostrado que los avances tecnológicos crean mucho más empleo del que destruyen, de más calidad y de mucho más valor añadido, y por lo tanto, permitiendo un mayor desarrollo personal y profesional de las personas.

En definitiva, el mundo que viene es apasionante y prometedor, cargado de oportunidades para aquellos que sepan verlas. Tú decides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *