¿Y si me equivoco de carrera profesional?

¿Y si me equivoco de carrera profesional?

El pasado sábado día 27 de abril Sandra Gómez, fundadora de Talento Adolescente, organizó un evento llamado «InspiraJoven», cuya misión fue inspirar a los jóvenes para que eligiesen con sentido sus estudios y posterior carrera profesional a través de las historias personales de emprendedores y profesionales reinventados, además de una mesa redonda en la que participé junto a dos grandes expertas como consultor de Talento para ofrecer mis conocimientos y opiniones del panorama laboral actual.

Sin duda, lo que más inquieta a los adolescentes en particular y a las personas en general es el temor a no elegir bien el rumbo de sus vidas, desde los estudios hasta la carrera profesional que ocupará gran parte de sus días (y de su vida)… Y esto no es baladí: tenemos la creencia que una vez escogido ese camino hay que responsabilizarse de llevarlo a cabo, sí o sí. Pero esto, precisamente, es lo que tratamos de demostrar en dicho evento: puedes permitirte reinventarte y crecer todas las veces que quieras y necesites para ser feliz.

Puedes permitirte reinventarte y crecer todas las veces que quieras y necesites para ser feliz Clic para tuitear

A lo largo de mi vida, y en especial desde que acompaño a las personas a impulsar sus carreras profesionales, he visto casos de todo tipo (incluido el mío propio): matemáticos reiventados en politólogos, ingenieros que se pasaron a la psicología, banqueros convertidos a coaches, informáticos siendo artesanos,… y un largo etcétera de grandes ejemplos de personas que tuvieron el coraje de escuchar su interior y dedicarse a aquello que les apasiona, pese a tener gran experiencia y una carrera profesional sólida en aquello que estudiaron.

«Nunca es demasiado tarde para ser lo que tendríamos que haber sido». George Elliot

En efecto, sería genial que aquello que elegimos desde la adolescencia fuese lo que nos acompañase toda la vida (siempre que se escoja desde el corazón y no desde las «salidas profesionales«), pero sería una ilusión; La vida da tantas vueltas y ofrece tantas oportunidades que, ¿por qué cerrarse a ellas? ¿Por qué no vivir todo aquello que la vida nos ofrece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *